cover image AMINEWS
June, 2013
 
  cover image  
  FOCUS ON: English | Chinese print downlaod  
     
  Implementación posterior de soluciones de cliente del régimen de normas de sociedades extranjeras controladas de Perú  
     
  Las "normas de sociedades extranjeras controladas" de Perú (Normas SEC) entraron en vigor el 1 de enero de 2013. Este nuevo régimen es aplicable a los residentes peruanos que controlen una entidad no residente y que, conforme a la ley, cumplan los requisitos para ser considerados una sociedad extranjera controlada (SEC) en lo que a ingresos pasivos se refiere. Por tanto, las normas SEC se aplicarán a los ingresos pasivos recibidos (no necesariamente distribuidos) por una sociedad controlada por un ciudadano peruano de forma directa o indirecta.

Se considerará que una compañía no residente está controlada por un residente peruano cuando, al final del año fiscal (31 de diciembre), y de forma directa o indirecta (de manera independiente o junto con un tercero), el residente posea más del 50% de los derechos de voto, beneficios o acciones de la entidad no residente (en adelante, la prueba del 50 %).

Una sociedad estará sujeta a las normas SEC si:
  1. Por razones fiscales, la compañía tiene una personalidad jurídica independiente. La ley establece de manera específica que las siguientes entidades se considerarán como no residentes en Perú: sociedades, fondos de inversión, fideicomisos, asociaciones, joint ventures y fundaciones.
  2. Se encuentra incorporada, domiciliada o tiene residencia en un país o territorio que no grava impuestos, tiene un tipo impositivo bajo o el tipo impositivo aplicable es igual o inferior al 75% del impuesto sobre la renta que sería aplicable en Perú (cantidad pagada actualmente).
Los siguientes ingresos se considerarán como pasivos:
  1. Dividendos o cualquier tipo de desembolso de beneficios (que no sean los dividendos pagados por una SEC a otra SEC).
  2. Intereses (a menos que la SEC sea un banco o institución financiera).
  3. Regalías.
  4. Plusvalías procedentes de ventas de bienes inmuebles y valores.
Los ingresos pasivos iguales o superiores al 20% del volumen total de ingresos de una SEC no estarán sujetos a las normas SEC.

Además de las normas SEC, y con el fin de completar las leyes para combatir la evitación legal de la imposición, la autoridad fiscal peruana también incluyó la norma XVI. Por tanto, la administración fiscal peruana tiene el poder para desautorizar transacciones por motivos exclusivamente fiscales. De ahí que se aplique un principio de predominio del contenido sobre la forma por razones tributarias.

A tenor de lo anterior, Amicorp propone las siguientes soluciones:
  1. Fondo de inversión extranjero

    Se basa en establecer un fondo de inversión extranjero con un grupo de inversores residentes en Perú con un riesgo de inversión similar. Cada inversor puede participar con menos del 50% de las acciones de dicho fondo. El fondo debe contar con un gestor de inversiones y un administrador, éstos no deben estar relacionados con el inversor y deben estar sujetos a procesos de auditorías. De este modo, el inversor no ejerce ningún control. Los inversores asumirán el riesgo de las inversiones subyacentes en función de su participación en el fondo.

    Con la estructura mencionada anteriormente, la prueba del 50% no se cumple cuando el inversor peruano posee menos del 50% de acciones y beneficios del fondo, por lo que los derechos de voto del fondo seguirán siendo del administrador del mismo. Como el fondo cuenta con un gestor de inversiones independiente, un administrador del fondo y auditores, el fondo extranjero no se podrá considerar como SEC


  2. Fideicomiso discrecional irrevocable

    Mediante un fideicomiso discrecional irrevocable, el residente peruano, actuando como fideicomitente (el "fideicomitente"), transfiere la propiedad de los activos al fideicomisario que posee los derechos de dichos activos en concreto para el beneficio de las personas nombradas (los "beneficiarios").

    Un fideicomiso irrevocable no se puede enmendar ni finalizar a menos que en la escritura se otorguen poderes específicos para que el fideicomisario lleve a cabo estas acciones. Además, si el fideicomiso es discrecional, el fideicomisario ostenta el poder de hacer cuanto sea necesario para gestionar el fideicomiso. Así pues, una vez que los activos se transfieren al fideicomisario, el fideicomitente pierde el control sobre los mismos y, por tanto, no se puede considerar que la SEC sea suya.

    En cuanto a los beneficiarios, siempre que no tengan acceso a los beneficios o éstos no estén a su disposición, la prueba del 50% no se considera como completada y, por tanto, no se podrán aplicar las normas SEC. Por último, por razones de contenido, se aconseja elegir a beneficiarios menores de edad.
  3. Chart
  4. Fideicomiso dividido

    Un fideicomiso existe siempre que un fideicomisario posee la titularidad de los bienes específicamente para el beneficio de las personas nombradas. Aunque los fideicomisos se pueden establecer por innumerables razones, su objetivo último consiste en transferir los bienes a sus beneficiarios. El fideicomisario pasa a ser el propietario legal de la propiedad fiduciaria y el beneficiario el propietario efectivo de la misma.

    En un fideicomiso dividido, se forman dos fideicomisos: uno revocable y otro irrevocable. Se establece una sociedad holding que emite dos tipos de acciones para los fideicomisos, las acciones que reparten dividendos ("acciones ordinarias") y las acciones preferentes de cero dividendos. Las acciones preferentes se conceden al fideicomisario del fideicomiso revocable cuando transfiere los activos financieros recibidos del fideicomitente del fideicomiso a la sociedad holding. Con este tipo de acciones no se pueden repartir dividendos. Las acciones ordinarias se otorgan al fideicomisario del fideicomiso irrevocable (el "fideicomiso de ingresos") tras la adquisición por parte del fideicomisario. Estas acciones tienen derechos de voto. Las acciones ordinarias pueden beneficiarse de los ingresos generados por los activos y conceder al fideicomisario del fideicomiso de ingresos el control de voto sobre la sociedad holding. Chart
El fideicomitente puede ser beneficiario del fideicomiso de capital pero no del de ingresos. De esta forma, el fideicomitente puede obtener una devolución de la aportación de capital si lo desea deshaciéndose del mismo. Además, el fideicomitente cuenta con más flexibilidad para usar o vender los bienes en el extranjero.

Por último, por razones de contenido, también se aconseja elegir a beneficiarios menores de edad.
 
     
shade
  Para obtener más información, contacte con:  
  profile photo Catalina Montt Muller
Sales Officer

Amicorp Americas LLC, Agencia en Chile, (Representative Office).
Email-ID: C.Montt@amicorp.com
   
   
   
 
BPO Corporate Clients Private Clients Map
Trust Services Fund Services Financial Service
Transactional Services    
Amicorp Worldwide Offices:
       
Amsterdam
Auckland
Bangalore
Barcelona
Beijing
Bogota
Bridgetown
Burnos Aires
Chendgu
Davao
Dubai
Guangzhou
Hong Kong
London
Luxembourg
Madrid
Malta
Mauritius
Mexico
Miami
Montevideo
Moscow
Mumbai
New Delhi
New York
Nicosia
Pretoria
Rio de Janeiro
San Diego
Santiago
Sao Paulo
Shanghai
Shenzhen
Singapore
Taipei
Tortola
Vilnius
Willemstad
Zug
Zurich
           
www.amicorp.com          
     
  Disclaimer

This document is prepared for general information purposes only. Amicorp Group does not provide tax or legal advice to its clients. Any opinions contained herein should not be construed or interpreted as advice provided by Amicorp Group.