cover image AMINEWS
April, 2015
 
  cover image  
    English | Chinese | Russianprint downlaod  
     
  El papel de los tratados de inversión bilaterales en la toma de decisiones en inversiones extranjeras  
     
 

En el proceso de toma de decisiones en inversiones extranjeras, las consideraciones puramente financieras, por ejemplo, el rendimiento esperado en la inversión prevista y la perspectiva económica general del país implicado, son esenciales. Casi todos los comités de dirección adoptan también algún tipo de planificación tributaria para aumentar el resultado de esta ecuación financiera.

No obstante, la gestión de riesgos también forma parte de una buena toma de decisiones. En los negocios internacionales, los riesgos se relacionan a menudo con factores externos, como la inestabilidad política de una jurisdicción, las privaciones y la discriminación fiscal, además de la incompetencia de un sistema judicial.

Sin embargo, los encargados de las tomas de decisiones no efectúan una planificación de protección de las inversiones con la frecuencia necesaria, a pesar de que esta protege a los accionistas contra las pérdidas financieras ocasionadas por riesgos políticos. Los tratados de inversión bilaterales (BIT, por sus siglas en inglés), forman el instrumento principal para proteger las inversiones, particularmente en los mercados emergentes.

Tratados de inversión bilaterales

Los tratados de inversión bilaterales (BIT) consisten en acuerdos entre dos países que protegen las inversiones hechas por los inversores de un estado contratante en el territorio del otro estado contratante. El objetivo de los BIT es favorecer las inversiones extranjeras, reduciendo los riesgos políticos y las disposiciones, con el fin de:

  • Ofrecer protección frente a la expropiación mediante el acceso al arbitraje internacional y la indemnización ejecutable;
  • Proporcionar un tratamiento justo y equitativo a las inversiones extranjeras por parte de los gobiernos extranjeros;
  • Garantizar la transferencia de fondos por parte de los inversores extranjeros a la mayor brevedad, incluyendo la protección contra las restricciones del mercado de divisas.

La red BIT de los Países Bajos

La política fiscal neerlandesa viene apoyando históricamente la eliminación de la doble imposición incorporada en sus casi 100 años de tratados tributarios internacionales y la exención de la participación neerlandesa. Además, esta no impone retenciones en los intereses ni los cánones.

Por consiguiente, este país es en el territorio terrestre más popular para establecer una empresa intermediaria. Además de los tratados y sistemas tributarios favorables, los Países Bajos ofrecen un criterio de referencia con respecto a los BIT, ya que proporcionan las definiciones de «inversión» e «inversor» más amplias, gozando así de acceso al arbitraje internacional.

La red del tratado BIT neerlandesa cuenta con casi 90 BIT que permanecen vigentes. Estos incluyen los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) y numerosas economías emergentes y de frontera.

En recientes casos suficientemente destacados, los BIT neerlandeses demostraron ser una solución rentable y fácil para aislar a los inversores extranjeros de los riesgos políticos. Entre los ejemplos, destacan:

  • Yukos contra Rusia, en el que los accionistas recibieron una indemnización adicional de 50.000 millones de USD;
  • La indemnización de Conoco-Phillips contra Venezuela; y
  • Los múltiples casos de impago de la deuda soberana argentina.

Ejemplo: China

Cuando se invierte en China, puede resultar beneficioso poner por medio una empresa intermediaria neerlandesa, debido a la existencia del BIT, que propicia las inversiones entre los Países Bajos y China. El BIT Países Bajos-China tiene las siguientes características:

  • Ofrece una definición muy amplia de las inversiones, incluyendo, por ejemplo, los derechos de propiedad intelectual;
  • Proporciona protección de las empresas intermediarias; y
  • Cuenta con acceso directo al arbitraje CIADI o CNUDMI (contrariamente a muchos otros BIT de China).

Dado que el tratado tributario Países Bajos-China mantiene un 10% de la tasa de retención de impuestos, mientras que una inversión por parte de una entidad de Hong Kong solo provocaría el 5% de la retención de impuestos, la inversión no debería hacerse directamente a través de una subsidiaria neerlandesa. Para gozar de protección BIT, la subsidiaria neerlandesa debería interponerse ante la entidad de Hong Kong. Debido a la exención de la participación neerlandesa y los numerosos tratados neerlandeses, o mediante la estructuración de la entidad neerlandesa como «cooperativa», el hecho de interponer la entidad neerlandesa no incurriría en ningún tipo de impuesto de sociedades adicional ni en ninguna tasa de retención de impuestos.

Conclusión

Cuando se lleva a cabo una inversión internacional, hay que tener en cuenta consideraciones que van más allá de lo que supone una planificación tributaria efectiva. Antes de decidir la estructura, se debería llevar a cabo una diligencia debida con respecto al BIT. El resultado podría ser que, sin acceso a los BIT neerlandeses ni el nivel de protección ofrecido, las inversiones en ciertas jurisdicciones no sean factibles.

Interponer una empresa intermediaria neerlandesa es una solución rentable y fácil para proteger sus inversiones de los riesgos políticos y ayudar al comité de dirección en sus obligaciones para mantener los controles de riesgo adecuados.

 Estamos encantados de dar más detalles sobre el funcionamiento de los BIT neerlandeses en el ámbito de los negocios internacionales y brindamos asistencia en cualquier asunto relacionado con su estructura corporativa que tenga que ver con una empresa de inversiones neerlandesa.

     
shade
  Si desea obtener más información, póngase en contacto con:
   
 
Marci M. Vermeulen-Atikian
Managing Director
Amicorp Netherlands B.V.
m.vermeulen@amicorp.com
       
           
linkedin facebook youtube googleplus
   
   
 
Corporate Clients Private Clients Trust Services Map
Financial Service Fund Services BPO
     
Amicorp Worldwide Offices:
       
Amsterdam
Auckland
Bangalore
Barbados
Barcelona
Beijing
Bogotá
British Virgin Islands
Buenos Aires
Cayman Islands
Chengdu
Curaçao
Cyprus
Davao
Dubai
Hong Kong
Johannesburg
Lima
London
Luxembourg
Madrid
Malta
Mauritius
Mexico DF
Miami
Montevideo
Monaco
Mumbai
New Delhi
New York
San Diego
Santiago de Chile
São Paulo
Seychelles
Shanghai
Shenzhen
Singapore
Taipei
Vilnius
Zug
Zurich
           
www.amicorp.com          
   
  Disclaimer

This document is prepared for general information purposes only. Amicorp Group does not provide tax or legal advice to its clients. Any opinions contained herein should not be construed or interpreted as advice provided by Amicorp Group.