cover image AMINEWS
April, 2015
 
  cover image  
    English | Chinese | Russianprint downlaod  
     
  Ventajas de la estructuración entre España y Uruguay  
     
 

Este mes, dos de nuestros colegas de Amicorp se destacaron en una publicación en Campden Wealth, Centros de servicios financieros innovadores, 2015, que nos gustaría compartir con usted en este momento.

Ventajas de la estructuración entre España y Uruguay

Cada vez es más común implementar estructuras corporativas que brinden a los clientes los máximos beneficios impositivos, entre los que se incluyen: minimizar el legado y la transferencia del impacto impositivo; evitar las normas para Sociedades extranjeras controladas (Controlled Foreign Companies, CFC) mediante el uso de los vehículos apropiados; reducir los impuestos al flujo de ingresos entre empresas de un mismo grupo por medio de la aplicación de regímenes de exenciones de participación y acuerdos de doble tributación convenientes; y aprovechar los regímenes impositivos territoriales en jurisdicciones benévolas. Este artículo se centra en las necesidades de los clientes que operan en América Latina. Como explicaremos a continuación, la combinación de una sociedad anónima uruguaya y un holding español puede dar lugar a obligaciones impositivas del 0% sobre el flujo de dividendos para varios países latinoamericanos.

POR DORIAN BURZACO Y NICOLÁS ALONSO

Como jurisdicción de holdings, España se unió a la Unión Europea en 1986 y estuvo en la primera camada de países que adoptó el euro el 1 de enero de 1999. También es miembro de la OCDE. España celebró una amplia gama de tratados impositivos con la mayoría de las naciones más importantes del mundo (más de 85 tratados impositivos en vigencia) y con la mayoría de los países de América Latina, a saber: Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México, Panamá, Perú (aún no está en vigencia), Uruguay y Venezuela. Asimismo, España ha celebrado tratados en materia de protección de inversiones con muchos países latinoamericanos. El objetivo de estos tratados consiste en proteger la inversión de inversores (personas físicas o jurídicas) extranjeros (españoles).

chart

Uno de los elementos clave considerados por las empresas de capitales de inversión (prívate equity) cuando invierten en América Latina consiste en la manera de estructurar las inversiones financieras de forma eficiente desde el punto de vista legal e impositivo. Dado el tratamiento impositivo favorable y las protecciones legales ofrecidas por los tratados impositivos y de inversiones vigentes, como así también por el contexto legal, histórico y cultural, las empresas de capitales de inversión han invertido asiduamente en América Latina por medio de entidades españolas como plataforma para tales inversiones.

Estructuración a través de España

España es una de las jurisdicciones más favorables para la planificación impositiva de los holdings. Es muy importante marcar la diferencia entre el manejo impositivo aplicable a los dividendos entrantes (recibidos de las subsidiarias españolas) y los dividendos salientes (pagados a los accionistas de la entidad española). Los dividendos entrantes y las ganancias de capital relacionados con la participación de las subsidiarias estarían exentos de impuestos en virtud del régimen español de exención a las participaciones, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:
  • Requisito mínimo de participación del 5%. Este requisito también se puede cumplir si el costo de adquisición supera los 20 millones de euros.
  • La entidad española debe mantener la participación por un plazo continuo y mínimo de 12 meses. La exención se aplica a los dividendos entrantes recibidos antes del período de 12 meses si la entidad española se compromete a mantener la participación, por lo menos, durante tal período.
  • Las subsidiarias que cumplen con los requisitos deben estar sujetas a un impuesto a las ganancias a nivel nacional superior al 10%. Si la subsidiaria se encuentra en un país con el cual España ha celebrado un tratado impositivo (que incluye una cláusula de intercambio de información), se considera que se ha cumplido el requisito de sujeción a impuestos.

Los dividendos salientes distribuidos por la entidad española a los accionistas no residentes estarán sujetos a impuestos según la tasa de retención indicada en el tratado impositivo aplicable (acuerdos de doble tributación), o estarán exentos en caso de que los accionistas residan en la UE y se aplique la Directiva matriz-subsidiaria. De lo contrario, estarán sujetos a impuestos a la tasa impositiva estándar del 20% (19% a partir del ejercicio económico 2016).
En virtud del acuerdo de doble tributación celebrado entre España y Uruguay, los dividendos salientes no tributarán en España (retenciones impositivas del 0%), siempre que la entidad uruguaya tenga una participación directa del 75% del capital de la sociedad que paga los dividendos. Esto significa que si la estructura está bien implementada, no se desprenderá el pago de impuestos de los diferentes supuestos gravables derivados de los dividendos recibidos de la subsidiaria latinoamericana y posteriormente pagados a la entidad uruguaya.

Beneficios impositivos para las sociedades uruguayas de una persona no residente

Históricamente, Uruguay definió la territorialidad como principio rector para cuestiones impositivas; solo los ingresos provenientes de fuentes uruguayas están sujetos a impuestos. Los ingresos de origen uruguayo se definen como “rentas provenientes de actividades desarrolladas, bienes situados o derechos utilizados económicamente en la República, con independencia de la nacionalidad, domicilio o residencia de quienes intervengan en las operaciones, o del lugar de celebración o cumplimiento de los negocios jurídicos que se efectuaran”.

Si la entidad uruguaya puede demostrar que el servicio no se prestó en Uruguay (es decir, un representante de la empresa prestó el servicio en otro país), las ganancias del servicio, como así también los dividendos distribuidos, no estarán sujetos a impuestos en Uruguay.

Si el servicio se prestó en Uruguay, los ingresos se considerarán provenientes de Uruguay y serán gravados en virtud del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) a una tasa del 25% y la distribución de dividendos estará sujeta al Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) a una tasa del 7%.

Operaciones de trading

< Las operaciones de trading están definidas en una ley específica (Resolución 51/997) y se llevan a cabo cuando las empresas uruguayas compran o venden bienes en el extranjero, incluso si los bienes nunca ingresan al país. La Resolución 51/997, emitida por la Dirección General Impositiva (DGI) uruguaya, establece que el 3% de la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de los bienes (ganancia bruta) se considera renta proveniente de fuente uruguaya. Ese 3% está sujeto al IRAE del 25%. Por tanto, en este caso, el IRAE determina una tasa del 0,75% sobre las ganancias brutas de las operaciones de trading.

El Impuesto al patrimonio (IP) es un impuesto anual sobre los activos ubicados en Uruguay. Sobre la base de lo antedicho, cualquier activo de una entidad uruguaya ubicado en el extranjero no se tendrá en cuenta a los fines de determinar el IP (por ejemplo, cuentas bancarias, bienes inmuebles, acciones en sociedades, bonos, etc.). Si la empresa tiene una cuenta bancaria en una institución financiera uruguaya, el IP podría aplicarse al saldo de la cuenta al final de cada día o al final del ejercicio económico de la empresa. La tasa del IP para empresas es del 1,5% anual.

Cuando se distribuyen dividendos, en virtud de la legislación uruguaya, se aplican retenciones (WHT) del 7% sobre los ingresos gravables. En las operaciones de trading, la empresa retendrá el 7% sobre el 3% de las ganancias brutas de la distribución. Por tanto, en este caso, el impuesto corresponde al 0,21% de las ganancias brutas.

En el ejemplo mencionado anteriormente, la entidad uruguaya no pagará impuestos sobre las acciones del holding ni sobre los dividendos distribuidos o pagados a sus accionistas. Siempre que la estructura esté correctamente implementada, en virtud de las disposiciones impositivas territoriales, los dividendos salientes no serán gravados (sujetos a la retención), sin perjuicio de la residencia del accionista ni de su estructura legal (sociedad, persona física, fideicomiso o fundación). Esto permite a los beneficiarios efectivos (UBO, por sus siglas en inglés) elegir el mejor vehículo con relación a los impuestos nacionales y a fines patrimoniales.

En el Diagrama 2 se muestra el tratamiento impositivo completo de la estructura:

chart

Dorian Burzaco
Dorian se unió a Amicorp en 2010. Cuenta con más de 11 años de experiencia en derecho tributario y, anteriormente, trabajó como asesor impositivo en: KPMG Abogados, como especialista en impuestos nacionales e IVA internacional; y en DELOITTE Abogados y Asesores Tributarios, como especialista en estructuras de planificación impositiva internacionales, y fusiones y adquisiciones. Dorian cuenta con un título de grado en Administración de Empresas otorgado por la Universidad de Barcelona, España, y con un Máster en Asesoría y Gestión Tributaria de la ESADE Business School, Barcelona.

Nicolás Alonso
Nicolás Alonso se unió a Amicorp en 2013 como gerente de relaciones, a cargo de clientes con estructuras basadas en Uruguay. Cuenta con más de 14 años de experiencia en derecho empresarial y trabajó con BGL Asesores Legales & Fiscales como escribano público en el Departamento Legal. Nicolás se recibió en la Universidad de la República, Uruguay, en donde actualmente enseña derecho empresarial. También es funcionario certificado del Banco Central de Uruguay y miembro de la Asociación Comercial del Uruguay.

     
shade
   
 
Dorian Burzaco
Correo electrónico: d.burzaco@amicorp.com
+34 932 417 563
Nicolás Alonso
Correo electrónico: n.alonso@amicorp.com
+598 2628 5222
   
           
linkedin facebook youtube googleplus
   
   
 
Corporate Clients Private Clients Trust Services Map
Financial Service Fund Services BPO
     
Amicorp Worldwide Offices:
       
Amsterdam
Auckland
Bangalore
Barbados
Barcelona
Beijing
Bogotá
British Virgin Islands
Buenos Aires
Cayman Islands
Chengdu
Curaçao
Cyprus
Davao
Dubai
Hong Kong
Johannesburg
Kolkata
Lima
London
Luxembourg
Madrid
Malta
Mauritius
Mexico DF
Miami
Montevideo
Monaco
Mumbai
New Delhi
New York
San Diego
Santiago de Chile
São Paulo
Seychelles
Shanghai
Shenzhen
Singapore
Taipei
Vilnius
Zug
Zurich
           
www.amicorp.com          
   
  Disclaimer

This document is prepared for general information purposes only. Amicorp Group does not provide tax or legal advice to its clients. Any opinions contained herein should not be construed or interpreted as advice provided by Amicorp Group.